A 7 meses de la tortura y homicidio de Julio César Mondragón Fontes, PGR pregunta a su familia si saben algo de los 43 normalistas desaparecidos.

– Un agente se presentó en el domicilio de la viuda para citarla “urgentemente” en la SEIDO.
– La intención de la PGR era interrogarle sobre el caso de los 43 normalistas desaparecidos, no para informarle del caso de Julio.
– El actuar de la PGR es contrario a lo recomendado por el Grupo de Expertos de la CIDH.

México D.F. a 12 de mayo de 2015

El 11 de abril se llevó a cabo una reunión entre la representación jurídica de Marissa Mendoza, viuda de Julio César Mondragón, y personal de la Unidad Especializada contra el Secuestro adscrita a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) que pertenece a la Procuraduría General de la República (PGR).

Los funcionarios públicos se limitaron a preguntar si la familia de Julio César tenía información qué aportar para la investigación sobre el “secuestro” de los 43 normalistas de Ayotzinapa. El encuentro tuvo lugar en las oficinas de la SEIDO ubicadas en Paseo de la Reforma, luego de que el Fiscal José Manuel Rojas se presentara la semana pasada en el domicilio de Marissa Mendoza, identificándose como integrante de “la Unidad de Secuestro de la SEIDO” y sin abundar en el motivo de la solicitud de la reunión.

Desde que ocurrieron los terribles hechos del 26 de septiembre se solicitó la intervención de la PGR, sin embargo, el expediente del caso de Julio César continúa en Iguala, Guerrero y solamente menciona el delito de homicidio calificado. No se investiga la tortura ni la ejecución extrajudicial en contra de Julio. Los  funcionarios agregaron que el expediente por el “secuestro” de los 43 normalistas lo conocen desde noviembre pasado.

“No les habíamos llamado por prudencia”.

Cuando la abogada de la familia Mondragón preguntó porqué hasta ahora se comunicaban con la familia, los funcionarios presentes dijeron que “por prudencia” no habían contactado ni a la viuda ni a la madre de Julio César Mondragón, con el fin de no afectarlas emocional ni psicológicamente. Sin firmar nada ni aclarar la naturaleza de la reunión, se comprometieron a informar de ahora en adelante, sobre todo lo relacionado con el caso de Julio César, siempre y cuando esto no interfiera con la investigación.

El actuar de la PGR en el caso de la tortura y homicidio de Julio César Mondragón ha sido irregular, omiso y fragmentado, tal como lo mencionaron ayer los integrantes del grupo de expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). La responsabilidad de investigar y esclarecer los hechos ocurridos el 26 de septiembre de 2014 es de la autoridad, no de las víctimas. Con el Estado como principal sospechoso de los crímenes cometidos en Iguala, las familias tienen desconfianza en las autoridades. Confiamos en el Grupo de Forenses Argentinos y en el Grupo de expertos de la CIDH.

Esperamos que su participación ayude en la búsqueda de justicia mucho más de lo que han hecho hasta ahora las instituciones mexicanas. Seguiremos exigiendo la presentación con vida de los 43 normalistas y justicia para todas las víctimas del 26 de septiembre de 2014 en Iguala.

Seguiremos luchando por justicia para Julio César y defendiendo su memoria. No te olvidamos Julio.

Atentamente:
Familiares de Julio César Mondrágón Fontes.

Los comentarios están cerrados.