Para entender el apoyo de la CEAV a la hija de Julio César Mondragón.

17 de octubre de 2015

El 15 de octubre el reportero Paris Martínez del portal Animal Político publicó una nota sobre la suspensión de apoyo a la maestra Marissa Mendoza, viuda de Julio César Mondragón. Posterior a la publicación de este trabajo, Julio Hernández Barros, Comisionado Ejecutivo de Atención a Víctimas, publicó los recibos firmados por Marissa en los que se da cuenta de que se le había apoyado en 2 ocasiones con pañales y leche. Aceptamos que de nuestra parte hubo información incorrecta hacia el reportero, pero eso no quita que la atención de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) ha sido irregular e insuficiente.

Desde el mes de septiembre de 2014, la Secretaría de Gobernación hizo llegar mensualmente un suministro de leche y pañales para la hija de Julio César Mondragón Fontes. Esta ayuda se hacía llegar al domicilio de Marissa Mendoza. A finales de julio de 2015, esta ayuda fue interrumpida, pues la Secretaría de Gobernación instruyó a la CEAV para que se hiciera cargo en adelante. La ayuda se suspendió durante mes y medio.

Cuando Marissa llamaba a la CEAV, le comentaban que llamara en una semana, en 15 días, o que el apoyo estaba en trámite. Como consignó Paris Martínez en la primera versión de la nota del 25 de octubre, Marissa trabaja 12 horas diarias para subsistir y sacar adelante a su hija. No podía seguir esperando por el apoyo suspendido, así que quienes conformamos el Colectivo El Rostro de Julio junto con la familia Mondragón, lanzamos la campaña #AlimentalaEsperanza.

Agradecemos a todas y todos los que han hecho llegar la solidaridad, de veras, no solo han fortalecido a nuestras queridas Marissa y Melisa en lo material, su apoyo es un abrazo que llega a tiempo en estos momentos difíciles. La campaña es permanente, y fue hasta después de su lanzamiento, que la CEAV hizo llegar a Marissa los tan demandados apoyos el día 14 y 30 de septiembre. No existiendo un recibo formal de esta entrega, Marissa redactó a mano los recibos y los firmó, uno de ellos incluso, con fecha de 2014 sin que la información fuera rectificada.

El suministro brindado por la CEAV ha consistido en lo siguiente.

14 de septiembre:

– 3 paquetes de pañales.

– 2 bote de leche de 800 grs.

30 de septiembre:

– 2 paquetes de pañales.

-1 lata de leche.

15 de octubre:

– 5 paquetes de pañales

-1 lata de leche.

El error de nuestra parte en este asunto, fue que el compañero del Colectivo que hizo contacto con Paris Martínez, no estaba al tanto de que la CEAV había entregado este apoyo. Cuando se realizó la entrevista el lunes 12 de octubre, Marissa mencionó que se le había enviado apoyo “un par de veces”, sin precisar que estos ocurrieron en septiembre pasado. De nuevo a Paris Martínez, a Animal Político, a la sociedad en general, e incluso a la CEAV, les pedimos una disculpa por la imprecisión. Pero…

– Eso no quita el hecho de que el apoyo si fue suspendido durante mes y medio por cuestiones que solo la CEAV y la Secretaría de Gobernación saben.

– El apoyo ha sido y es insuficiente. Por eso lanzamos y mantenemos la campaña #AlimentaLaEsperanza para recolectar leche, pañales, aportaciones económicas y artículos para bebé. Quienes son madres y padres saben bien que los recursos otorgados por la CEAV no alcanzan.

– Cuando Paris Martínez llamó a la CEAV el 7 de octubre preguntando por el apoyo de leche y pañales para la hija de Julio, Julio Barros le respondió que el apoyo siempre ha estado en sus oficinas, y que es Marissa la que no había pasado por ellos. Esto no es cierto.

– Marissa ha manifestado a la CEAV que los recursos no son suficientes, sin que hasta ahora haya respuesta a la demanda.

– Es necesario que la CEAV aclara el alcance y regularidad de este suministro por escrito y que esto sea del conocimiento de Marissa.

Conocemos y respetamos el trabajo de Paris Martínez, quien siempre realiza un trabajo profesional y comprometido con la sociedad mexicana. Lamentamos el incidente y le reiteramos nuestras disculpas.

A la CEAV le agradecemos el apoyo pero le insistimos en que es insuficiente. Hay más cosas que decir sobre lo difíciles que han sido los encuentros con esta dependencia, y sobre ello hablaremos más adelante, pero hoy era necesario precisar el asunto de los apoyos.

Atentamente

Colectivo El Rostro de Julio

Los comentarios están cerrados.