Antes de Ayotzi

 

Pues sí estuvo en varias escuelas, por diversas circunstancias, casi siempre económicas. En Tenería, cuestionaba a los del Comité sobre las colectas de dinero. “¿A dónde iban? ¿para qué eran?”. A raíz de eso no lo aceptaban bien. Él no estaba de acuerdo, y nosotros tampoco, con las prácticas del comité de la normal de Tenería, ni con el propedéutico porque es humillante. Nosotros creemos que los del comité buscaban un pretexto para sacarlo, y lo encontraron cuando el faltó a clases a causa de su depresión por la muerte de su abuelita.  

Luego él vio la posibilidad de entrar a la Benemérita, para no perder el primer semestre. Allí concluyó el primer año. Se quedaba en casa de un tío que vivía cerca del Distrito pero le incomodaba estar hospedado en casa ajena y además tardaba mucho en llegar a la escuela. Creo que el tío vivía en Cuautitlán, no sé si esté lejos. A Julio le preocupaba que mi mamá gastara dinero en su transporte y comida. Ella lo convenció de que estudiara en el Tecnológico de Villaguerrero, junto con su hermano. Pero le preocupaba la situación económica, porque de pagar 50 pesos en Tenería, en Villaguerrero pagaba 4 mil. Trabajaba para apoyarse en sus gastos y no ser una carga para su mamá. Pero no le gustaba la carrera, él quería ser un profesor.

Desde niño le interesó ser maestro como sus tíos Guillermina y Cuitláhuac. Acabó el primer año en el Tecnológico, pero ya no se inscribió al 2º; además en esa época conoció a Marissa y luego se fueron a vivir juntos. Luego trabajó como guardia de seguridad en la terminal de Observatorio. En un horario bien pesado: 24  por 24. Se cambió al centro comercial de Santa Fe, porque le pagaban un poco mejor. Pero él seguía con que quería ser maestro, y por eso fue a sacar su ficha a Tiripetío, Michoacán. Hizo el curso propedéutico, pero al final no lo aceptaron, por eso intentó en Ayotzi.  

Los comentarios están cerrados.