Reiteramos nuestro respaldo al GIEI y repudiamos las maniobras del gobierno federal en su contra

Ha pasado un año y medio de la noche de Iguala. Lejos de cumplir su deber de investigar la verdad y procurar justicia, todo este tiempo el gobierno federal se ha dedicado a encubrir a los verdaderos culpables del crimen. Por otro lado, tampoco ha dejado de entorpecer y obstaculizar la labor de quienes desde la sociedad, las organizaciones civiles y organismos internacionales sí están realizando un trabajo serio de investigación del caso y acompañamiento a las víctimas.

Si se ha hecho necesaria la presencia del Equipo Argentino de Antropología Forense (EEAF) y el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) en nuestro país es por una sola razón: la total incompetencia, corrupción, venalidad y parcialidad de las autoridades encargadas de procurar justicia en nuestro país. Si el poder judicial y la Procuraduría General de la República (PGR) tuvieran la voluntad y habilidad para hacer bien su trabajo, no habría necesidad de recurrir a instancias, organismo y asociaciones internacionales. Sin embargo México vive un desastre en materia de derechos humanos, los ejecutados, torturados y desaparecidos se cuentan por decenas de miles y por ello las víctimas y quienes los acompañamos hemos lanzado un grito de auxilio al mundo, el cual afortunadamente ha sido respondido.

Sin embargo, las autoridades mexicanas han tratado en todo momento de hacer a un lado a estos incómodos invitados. Siempre han tenido un doble juego: por un lado fingen colaborar con ellos y por el otro los golpean bajo la mesa a través de la prensa vendida al régimen y de maniobras viles como la que acabamos de presenciar el pasado 1 de abril.

Maestros en el arte de la simulación y la ambigüedad, los funcionarios de la PGR salieron a dar una conferencia de prensa en la que tratan de sostener la mentira histórica de la incineración de los 43 normalistas en el basurero de Cocula. Rompieron todo acuerdo con el GIEI y dieron información parcial y no concluyente. Lo dicho por la PGR no se puede deducir del trabajo hecho hasta ahora por el GIEI y el EAAF ni resiste un análisis serio, sin embargo el gobierno le apuesta a que mediante su maquinaria propagandística (con bots en redes sociales  y periódicos mercenarios como La Razón y Milenio) se instale en la gente la idea de que los expertos independientes y los forenses argentinos fueron desmentidos por otros científicos y que cualquier réplica de ellos es sólo por necedad o porque tienen detrás intereses obscuros en dañar al gobierno.

Apuestan a desgastar a estos actores para que cuando se venza el plazo de su estancia en el país y emitan un informe final, la población ya esté predispuesta contra ellos y no los escuche. Le apuestan a la desmemoria de la gente, a que quede grabado este golpe mediático y no se corroboré, no se contraste con otras fuentes ni se analice.

Por ello es nuestro deber denunciarles públicamente, repudiamos la maniobra del gobierno federal, argucias como esta solamente dejan clara la nula voluntad que tienen para esclarecer los hechos. Reiteramos que depositamos toda nuestra confianza en el GIEI y demandamos una vez más que cese la campaña de desprestigio en su contra, que se les den las garantías y facilidades para realizar su trabajo, tal como se comprometió el gobierno mexicano, y que se extienda su permanencia en el país.

Si la mentira histórica nada aclara sobre el paradero de los 43, mucho menos aporta para el esclarecimiento de la ejecución de Julio César Mondragón. En su caso la PGR también ha apostado por golpes mediáticos más que por una investigación seria, ha apostado por la aprehensión de supuestos culpables, acusados sobre bases muy endebles, todo para aparentar que algo se hace. Pero nosotros estamos empeñados en conocer la verdad y lograr la justicia. Por ello solicitamos la segunda necropsia al cuerpo de Julio César. Pronto tendremos disponibles los resultados de los peritajes realizados por el equipo argentino, el único en quien confiamos, todavía más ahora que vemos las formas tramposas con que se manejan los peritajes en la PGR.

Sabemos que el 5 de junio próximo habrá la farsa electoral de gobernadores en Chihuahua, Zacatecas, Aguascalientes, Chihuahua, Durango, Hidalgo, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, Sinaloa, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas, sabemos que el régimen no quiere enfrentarlo con la herida de Ayotzinapa abierta porque pretenden consolidar su poder. Pero nuestros tiempos no son los tiempos electorales, nuestra lucha por la justicia no se ajusta a esos calendarios.

¡Exigimos respeto y garantías para el trabajo del GIEI y el EAAF!

¡Exigimos la aparición con vida de los 43!

¡Verdad y justicia para Julio César Mondragón y todas las víctimas de la noche de Iguala!

Colectivo el Rostro de Julio.

Los comentarios están cerrados.